LOCURA Y PUNTAZO EN ALCALÁ (3-3)

LOCURA Y PUNTAZO EN ALCALÁ (3-3)

MÁRMOLES SERRAT  3  AUTO VILA-REAL MOLDEAZUL VILLARREAL CF  3

Increíble lo que se pudo vivir ayer tarde en el Pabellón Municipal de Alcalà de Xivert. Algo que puede ser la primera vez en la historia del Fútbol Sala que haya pasado. Los locales le dieron la vuelta al marcador faltando sólo tres décimas para el final del partido (3-2), cuando todo parecía perdido, Rosward desde el centro del campo se sacó un latigazo histórico al que no pudo reaccionar el meta local, anotando el 3-3 definitivo y llevando la locura a la pista.

Un empate que sabe a triunfo y que los jugadores festejaron en la pista junto a los cerca de cincuenta aficionados y chavales de la cantera que acompañaros al primer equipo en el autobús. Un punto que acerca un poco más a los amarillos al ascenso, ya que faltando cuatro jornadas siguen aventajando con seis puntos al segundo clasificado, el Mármoles Serrat, ganando dos de los cuatro choques que faltan, serán equipo de Tercera División.

PARTIDAZO, en mayúsculas, el que se jugó en Alcalá, un partidazo que no defraudó a nadie y que confirmó a las dos escuadras como los equipos más fuertes del grupo II. Un partido jugado de poder a poder, de tú a tú, cada equipo con sus armas. El empate final, aunque llegará de la manera que llegó fue lo más justo, viendo los méritos de los dos conjuntos sobre la pista.

Hubo una parte para cada equipo, los locales a pesar de adelantarse muy pronto en una rápida contra, se vieron superados por los de Juanan Endrino, que sin hacer el mejor partido de la temporada, fueron superiores, generando un sin fin de ocasiones a cual más clara pero sin llegarlas a concretar. De todos los colores y para todos los gustos, pero una vez la mala puntería y otra la magnifica actuación del meta local abortaron el peligro. Mientras que los locales replegados atrás buscaban las contra rápidas para sorprender.

Tuvo que ser el “pichichi” del grupo; Albert; quien empatara el partido, con un obús a la salida de una falta que se alojó por toda la escuadra de la portería local. Con el 1-1 se llegó al descanso. En la segunda parte cambiaron las tornas, los locales salieron más agresivos, disponiendo de numerosas ocasiones, la mayoría desbaratadas por Miguel que cuajó un partido espectacular. Los locales tuvieron incluso un balón al poste.

Los amarillos no se amilanaron y se revolvieron, respondiendo con un mazazo en forma de gol de Pepe. En una jugada a la contra Joan tuvo fe en pelear un balón hasta el final para intentar ponerlo atrás, el esférico rebotado llegó Pepe que fusiló la meta local. No afectó este golpe a Mármoles Serrat que jugando de cinco igualaba el choque a dos minutos para el final, aprovechando un despiste defensivo en el segundo poste.

El partido se volvió loco, los amarillos la tuvieron en tres ocasiones muy claras, una de Cacho otra de Ros y un remate al poste de Albert. Llegó el último segundo del partido y a partir de ahí, ya se saben la historia, una historia que tardará mucho tiempo en olvidarse.

Attachment